Julian Assange ¿Figura del Apóstol Pablo?

César Navarro, Guatemala.

Una lectura judicial, política, religiosa y periodística de Hch. 22-23

“¡Varones israelitas, ayudad! Este es el hombre que por todas partes enseña a todos contra el pueblo, la ley y este lugar” Hch. 21:28.


Quién no ha escuchado en estos días acerca de la figura de Julian Assange, un personaje muy famoso por sus intrépidas hazañas como divulgador de la información a través de internet, y ya saben que la información por lo menos está relacionada con dos cosas: ¡libertad y poder!

Julian Paul Assange nació en Queensland, Australia, en 1971. Assange fue el ganador de los Premios Amnistía Internacional de los Medios Británicos en 2009, por la exposición de asesinatos extrajudiciales en Kenia con la investigación de “El Llanto de la Sangre.”1 En el 2006, Assange funda WikiLeaks, una organización sin fines de lucro para brindar noticias importantes e información al público en base a historias verídicas de valor para todos, que hasta el momento no se conocían.2 Assange ha sido uno de los encargados de liderar esta organización para la divulgación de noticias a través de distintos medios de comunicación. El día 5 de abril de 2010, WikiLeaks publicó un vídeo del 12 de julio de 2007 en donde se muestra cómo el Ejército de Estados Unidos mató a once iraquíes, entre los que había un fotógrafo y un conductor que trabajaban para la agencia de noticias Reuters.3

El 22 de octubre de 2010 hace público Irak War Logs (Documentos de la Guerra de Irak)4 los cuales son una colección de 391.832 reportes de campo del Ejército de los Estados Unidos durante la Guerra de Irak en donde se muestra el uso sistemático de torturas, la cifra de 109.032 muertos en Irak, de los que 66.081 fueron civiles, el 63%; 23.984 enemigos etiquetados como "insurgentes"; 15.196 del "país anfitrión" (las fuerzas del gobierno iraquí) y 3.771 fueron muertos "amigos" (fuerzas de la coalición). El 28 de noviembre de 2010, WikiLeaks filtró a la prensa internacional una colección de 250.000 comunicaciones enviadas desde la Administración Central estadounidense (Departamento de Estado, Defensa, etcétera.) hacia sus representaciones diplomáticas en el mundo; en sentido inverso, desde estas delegaciones hacia Washington; mensajes compartidos entre diferentes embajadas de EE.UU., y también entre legaciones de ese país y misiones de otros países. The New York Times, The Guardian, Der Spiegel, Le Monde y El País han tenido acceso previo a las comunicaciones y publican de forma simultánea su contenido.5

Detrás de todo esto se encuentra la figura de Julian Assange, una tipo con cualidades sorprendentes en informática, pero también aplicado en las ciencias naturales, físicas, filosofía y matemáticas.6 Assange defiende un acercamiento transparente y científico a la carrera del periodismo al decir que no se puede publicar un artículo en física sin la completa información experimental al igual que los resultados.7

Julian Assange cuenta con dos órdenes de arresto en Suecia por presuntos delitos de violación, en el caso de Anna Ardin, y de acoso sexual, en el caso de Sofia Wilen. Al huir del país, la policía sueca solicitó la intervención de la INTERPOL. Tras un tiempo en Inglaterra donde, se le impuso arresto domiciliario, Assange acude a la embajada de la República del Ecuador en Londres, y solicita asilo político. Ecuador acepta la solicitud de Assange temiendo que al ser extraditado a Suecia, pueda ser extraditado luego a los EE.UU. y se violen sus derechos humanos, e incluso se le someta a la pena de muerte. A todo esto, Reino Unido rechaza cualquier salvoconducto para la salida del célebre Assange, e incluso intenta presionar a Ecuador a que lo libere, a través de amenazas de irrumpir en la embajada ecuatoriana y así violar los tratados internacionales, con la justificación de hacer valer la justicia.

Ecuador junto con otros países hermanos de Latinoamérica, al igual que Julian Assange señalan que no están en contra de que se haga justicia o se le enjuicie, sino que defienden la idea de que se busque un lugar apropiado para que Assange pueda tener un verdadero y justo juicio. Para ellos, definitivamente, no sería en lugares dominados por el gobierno de los EE.UU.

El caso de Julian me hizo recordar al apóstol Pablo y la persecución a la que se le mantuvo por parte de los judíos. Aunque por razones diferentes de fondo, hay ciertas conexiones con ambos personajes:

  • Ambos expuestos a persecución por causa de la esperanza. Pablo es enjuiciado por la esperanza de la resurrección (Hch. 26:6); Assange por la esperanza de la libertad de expresión.

  • Ambos acusados y perseguidos por enseñar y exponer cosas que van en contra de las máximas autoridades y sus acciones. En el caso de Pablo, autoridades religiosas (Hch. 21:28); en el caso de Assange, autoridades políticas.

  • Ambos sufren arresto domiciliario por causa de una persecución (Hch. 28:16).

  • Pablo sufre peligros de muerte por parte de los religiosos a razón de predicar sobre lo que él cree que es la verdadera religión de libertad y justicia (Hch. 21:30-31). Assange cree que está en peligro de muerte por parte de políticos a razón de divulgar información confidencial lo cual él cree que es la verdadera libertad de expresión y justicia.

  • Hay división en la opinión entre los representantes internacionales de los países involucrados que quieren que Assange sea extraditado y aquellos que desean para él un salvoconducto con el fin de llegar bien a Ecuador. En cuanto a Pablo, las multitudes que lo acusaban (y tal vez los que le defendían), tampoco estaban de acuerdo (Hch. 21:34).

  • Pablo estuvo en un lugar llamado “Fortaleza” hasta que las cosas se aclararan (Hch. 21:37); Assange está en la instalaciones de la embajada ecuatoriana, la cual está midiendo su fortaleza ante la presión de UK.

  • Pablo dio libremente su conferencia al pueblo desde la fortaleza, a causa de su situación, y del por qué era perseguido por una causa justa, (Hch. 21:37-22:21). El 19 de agosto del presente año, Assange libera una conferencia, desde la embajada ecuatoriana, sobre su causa.

  • Pablo es examinado con azotes por el Tribuno romano, para descubrir cuál es la causa de que esas personas quieran matarlo, la cual parece increíble que sea por motivos religiosos (Hch. 22:24). Los defensores de Assange creen que su persecución es por motivos políticos y ven como increíble que realmente Assange esté haciendo algo ilegal.

  • Pablo apela a un derecho de no ser azotado sin motivos dentro de la fortaleza, confirmando ser ciudadano romano (Hch. 22:26). Ecuador y Assange apelan al derecho garantizado en los tratados internacionales, de respeto al asilo político y la autonomía de la embajada, ante la presión de UK de irrumpir abruptamente.

  • Pablo usa sabiamente la información religiosa para traer reflexión y confrontación, haciendo que partidos religiosos discutan entre ellos sobre si la existencia de alguna justa causa por su culpabilidad (Hch. 23:6-9). Assange ha hecho lo mismo al traer a la reflexión a los distintos gobiernos envueltos, sobre si la existencia de alguna causa válida para su extradición y juicios, colocando en disensión a partidos de gobiernos que ven de distintas formas los hechos de Assange.

  • Algunos judíos influyentes traman algo contra Pablo. Esperan hacerle creer al Tribuno, que lo tiene en custodia, y a ciencia cierto protegido de que lo maten, que le lleve ante ellos para alguna rutina o juicio general (lícito y posible), en donde se le indagaría por ciertas cosas, pero con el fin de tenderle una trampa y matarle (Hch. 22:12-15). De esta manera van hacia los principales y ancianos, y manipulan y apelan a sus influencias políticas-religiosas para concretar su plan. Por intermedio de un concilio se podía exigir de las manos del Tribuno romano a Pablo, para simular un juicio, que era absolutamente justo, pero que en el fondo tenía una intención macabra. Assange piensa, junto con todos los que le apoyan, que la extradición a Suecia para el juicio que le corresponde por violar la ley, es solo un montaje para su extradición a los Estados Unidos y el riesgo de que termine muerto o se le violen sus derechos fundamentales.

  • Como algo divinamente conducido, el sobrino de Pablo descubre el complot religioso y avisa al Tribuno para que no crea sobre el juicio que se le quiere hacer a Pablo por parte de los judíos (Hch. 23:19-21). Ecuador y los países quienes apoyan a Assange, no creen que las intenciones de UK solo sean la de extraditar a Assange a Suecia, sino que todos piensan que se trata de un complot político para violar los derechos de Assange.

  • El Tribuno procura un “pasaje seguro” para que Pablo fuera a otro lugar (con el gobernador Félix), ya que en el que se encontraba, estaba en riesgo (Hch. 23:23-35). La intención del Tribuno no es precisamente solo salvarle la vida a Pablo, sino que procura que cualquier resultado legal y final, en cuanto a los hechos de Pablo, desenlacen en un ambiente seguro y lo suficientemente justo para que no se violen los derechos de Pablo como ciudadano romano. Assange y la embajada de Ecuador apelan a un salvoconducto para que Assange llegue Ecuador, ya que en Inglaterra está en riesgo. Como recurrentemente afirma el gobierno de Ecuador y sus aliados, al igual que el propio Assange, su intención no es eludir a las autoridades de Suecia, ni tampoco el juicio que debe enfrentar Assange por los cargos imputados en su contra en Suecia. El punto es buscar los medios y espacios necesarios para que sus derechos no sean violados, y tenga un justo y debido proceso. Para Assange y quienes le apoyan en este sentido, UK e incluso Suecia, no le darán un justo proceso, ya que pueden estar trabajando como marionetas para los intereses de los Estados Unidos, en destruir a Assange.

He dejado el capítulo 24 sin comentar para que el lector pueda utilizar su imaginación, y si bien quiere, profetizar algún desenlace en el interesante caso de Assange-Pablo. Pero para mí, a la luz de las conexiones que he tratado de hacer, me gustaría dejar algunas impresiones de lo que representa este caso desde una perspectiva lucana.

Los acontecimientos en cuanto a la divulgación de la información y los juicios concernientes a ella, deben ser siempre justos y cuando hay actos de conspiración y violación de la ley, ya sea por X o Y motivo, las personas en riesgo deben optar por los canales legales de seguridad existentes, que permitan que sus derechos no sean violados. No importa si se está dispuesto incluso a morir, como el apóstol Pablo (Hch. 21:13).

En ninguna manera pretendo decir que el libro de Hechos es un libro en donde podemos sacar doctrinas universales. Más cuando sabemos que es un libro descriptivo de los acontecimientos, y no ha sido escrito con la intención de especificar doctrinas que la iglesia debe seguir. Claro que aun cuando es descriptivo, eso no evita que se puedan sacar ricas enseñanzas y lecciones.

Lucas, como un buen investigador sobre la información de los acontecimientos tal como ocurrieron, también coloca la información que él cree más pertinente para sus lectores, y compuesta de una manera en particular. En éste caso, aunque Assange pueda creer que la historia contada, aun completamente, es 100% objetiva, la verdad es que quiérase o no, las personas envueltas en divulgar la información colocaran la historia en el orden y con el énfasis en el que más están inclinados. Sin embargo, Lucas tiene la fama de un investigador muy objetivo. Para fortuna nuestra, en el caso de la Biblia, el hecho de que cualquiera historia de los acontecimientos se incline por presentar cierta clase de información, y en cierto orden, nos permite ver las intenciones del Señor de esa historia. Así que esas intenciones pueden ser utilizadas para aprender desde los casos bíblicos.

Esta historia resalta la maldad de la humanidad detrás de los derechos y las leyes. Cómo pueden convertirse los derechos y leyes en torturas para uno, y consuelo para otros. Cómo pueden fuerzas políticas y religiosas mantener agendas ocultas de destrucción a través de tratados, apelaciones, leyes y concesiones.

De igual forma, en el curioso caso de Pablo, se resalta el hecho de que las agendas ocultas y pervertidas de alguna manera deben salir a la luz. En este caso nuestro héroe fue un joven que pirateó la información de los malandros judíos (¿las semillas de Wikileak en la Biblia?) y la divulgó para bien de aquellos (Pablo, el Tribuno y toda Roma) que eran afectados con estas pervertidas acciones. Definitivamente este acto es importante en el reportaje de Lucas a la luz de su narración del libro de Hechos. La divulgación y exhibición de las agendas ocultas.

Aun conociendo lo terco de Pablo, en hacer cosas como ir a Jerusalén, aun sabiendo que había sido profetizado que sería apresado, para mí es interesante notar que lo que se destaca en la historia es que todos los acontecimientos son para Pablo una vía para dar a conocer lo que él cree que es verdad. Pablo no duda en arriesgarse para divulgar la verdadera esperanza basada en Cristo. Esto es constante en la historia de la humanidad cuando se trata de exponer lo que uno cree que es verdad y tiene repercusiones para toda la sociedad: siempre hay peligros con los grupos opositores. No es entonces algo nuevo el caso de Assange en su lucha con la divulgación de la información que nos “libera” y nos hace ver todo el panorama. Todo esto le ha traído consecuencias que, yo creo, él está gustoso en sufrir, e incluso, creo que cada una de estas situaciones de riesgo permite avanzar sus ideas un poco más. En el caso de Pablo, este acontecimiento, con todo y el peligro, lo está llevando a Roma, lo cuál sería su parada final. Aun no sabemos en dónde terminará Assange, pero de seguro que sus ideas han avanzado en cada situación de escándalo.

A pesar de las situaciones peligrosas, aun podemos ver lo positivo y provechoso que es utilizar los canales de seguridad que existan a favor de los promovedores de alguna verdad con repercusiones valiosas para la sociedad. En el caso de Pablo, el Tribuno agotó los recursos para mantenerlo a salvo, dando así la oportunidad de que no se cometiera un evidente abuso contra Pablo. Defender sus derechos como ciudadano romano, aun en ignorancia de lo que ocurría en el fondo, y permitir un pasaje seguro para que Pablo tuviera un juicio más apropiado, es algo destacado en la historia de la cual Lucas ocupa un buen tramo en palabras y detalles para contarla. La justicia, el derecho y la protección de un individuo se deben de hacer valer indagando todos los canales posibles, a la vez que buscando lugares favorables para que desarrolle de mejor manera. Creo que la acción de Ecuador y los países aliados es completamente adecuada en este caso. Assange está en riesgo, y es una percepción que apela a las consciencia de los gobernantes que le apoyan. Claro que esta percepción no es a pesar de cualquier injusticia que haya cometido el periodista, sino con la suficiente ignorancia de fondo (como el Tribuno) y la suficiente sospecha como para saber que es mejor que el juicio o proceso de Assange sea en lugares intermedios más apropiados y justos.

Es evidente que esta historia tiene muchas disimilitudes, las cuales el lector ya podrá encontrar. Lo que quería mostrar eran las conexiones que encontré (que aun pueden verse como contrastes) y reconocer a Dios tanto en la historia de Pablo, como en la historia de Assange, y lo que se podía señalar como la forma en que Dios está viendo los acontecimientos. Tal vez, y si mis comparaciones son ciertas, en medio de lo que está sufriendo la familia de Assange y en lo que repercute en su propia persona, una voz de consuelo y estímulo le ha hablado ya, en la noche diciendo (Hch. 23:11):

“Ten ánimo, Julian, pues como has testificado de mí en UK, así es necesario que testifiques también en América Latina.”
__________
  1. http://blog.marsgroupkenya.org/?p=870
  2. http://wikileaks.org/About.html
  3. http://www.publico.es/304527/un-video-muestra-como-el-ejercito-de-eeuu-mata-a-un-fotografo-de-reuters
  4. La colección cubre desde el 1 de enero de 2004 al 31 de diciembre de 2009.
  5. http://www.elpais.com/articulo/internacional/Preguntas/respuestas/papeles/Departamento/Estado/elpepuint/20101128elpepuint_11/Tes
  6. Heinz Duthel, Julian Assange: el ilusionista, 7.Heinz Duthel, Julian Assange: el ilusionista, 7.
  7. Taft Johnson, Julian Assange: the Controversial Figure behind Wikilieaks, 4.

ACERCA DEL AUTOR
César Navarro es Licenciado en Ciencias Químicas de la Universidad de Panamá, con especialización en espectroscopía experimental. Con un Profesorado en Biblia y Teología del Seminario Teológico Centroamericano, Guatemala, actualmente realiza una Maestría en Teología en esa misma casa de estudios. Es el director general y fundador de la Sociedad Educativa Latinoamericana para Fe y Ciencia (SELFYC).
Más blogueos del autor   |   Contacto »   Facebook   Website

 
Nota importante: El objetivo de la sección de comentarios, es facilitar a los lectores un espacio para compartir sus propias opiniones. Por lo que, para garantizar una adecuada interacción, le pedimos encarecidamente que todo comentario lo realice dentro de un marco de respeto, se remita únicamente al tema publicado, y que no supere las 500 palabras. También recomendamos evitar una cantidad excesiva de comentarios en un solo tema, para así no "monopolizar" la discusión. Gracias de antemano.