sábado, diciembre 03, 2011

Ciencia y Fe en los Padres de la Iglesia, Parte I


Cuestiones Historiográficas

Éste es el primero de una serie de pequeños artículos divulgativos que tratan sobre algunas ideas o actitudes de la cristiandad primitiva hacia la ciencia. En especial me centraré en el periodo patrístico1, incluyendo a algunos padres apostólicos, a apologistas griegos y a San Agustín.

Importancia del Tema

A menudo, uno encuentra a algún académico en historia, ciencia o filosofía, que hacen comentarios sobre lo que para ellos representa la relación de ciencia y fe, no solo en esta época, sino a través de la historia. Muchos de ellos guardan la opinión de que ciencia y fe están en una irreconciliable batalla, aún más, en alguna especie de inquisición, donde evidentemente la ciencia es el mártir y la religión o fe es el inquisidor. Cuando se indaga un poco más la razón de estas creencias, muchas de ellas se basan en alguna comprensión histórica superficial de los inicios del cristianismo, la edad oscura, o la época medieval. En esta difundida visión de conflicto se aprecia al surgimiento del cristianismo o la iglesia como responsable del fallecimiento de la antigua ciencia o el mayor obstáculo del florecimiento científico. Lo cierto es que la verdad es más compleja.

Específicamente en cuanto a los padres de la iglesia hay una variedad de acercamientos y actitudes en cuanto a la ciencia, que depende notablemente de su lugar geográfico de gestión, momento intelectual filosófico y trasfondo de formación. Me atrevo a aseverar por adelanto que la actitud de los primeros padres de la iglesia hacia la ciencia es mucho más favorable y amistosa que la presentada en el pensamiento de muchos de estos críticos. Tantos aquellos que aprecian la tradición de los padres de la iglesia como quienes desean buscar, en sus raíces cristianas, una mejor base para el desarrollo de los temas de ciencia y fe, encontrarán en esta serie de artículos, dirección y nueva perspectiva.

Marco Historiográfico: definición de ciencia

La historiografía es la ciencia de la historia de cómo el ser humano ha hecho historia. En términos amplios, hay dos formas como se puede hacer historia. Una manera historiográfica utilizada, es acercarse a examinar las ideas pasadas lo más posible dentro de su contexto sin tomar en cuenta cual sea su validez en los asuntos del presente. Una segunda, de polo opuesto, ha sido acercarse a estudiar las ideas pasadas desde la perspectiva del presente, tomando completa ventaja del conocimiento actualizado para juzgar tales ideas.2 Este último acercamiento tiende a distorsionar el pasado en favor de la empresa presente, lo cual ha hecho que recientemente, historiadores de la ciencia favorezcan el acercamiento contextual antes que el presentismo de este último acercamiento.3 De esta forma, es conveniente utilizar un acercamiento lo más contextual posible a la época de los escritores del periodo patrístico. Esto resulta en un esfuerzo por definir a qué me refiero con “ciencia” en una época como la de los padres de la iglesia.

En el tiempo de los padres de la iglesia hubo una rica herencia de conocimiento en cuanto a la naturaleza, fundada principalmente por los trabajos de Aristóteles. A menudo es asumido que este conocimiento es “ciencia” y que comenzó con los antiguos griegos, pero como ha resaltado una de las primeras autoridades de este periodo, G. E. R. Lloyd, “ciencia” es una categoría moderna y no antigua: no hay ningún término que sea exactamente equivalente a “ciencia” en griego.4

Aunque bastante de este conocimiento antiguo sobre el mundo natural (estructura del cosmos, naturaleza de los elementos, movimientos de los cuerpos celestes, eclipses, truenos etc.) pudo ser base o incluso idéntico en ciertos aspectos al entendimiento que nos presenta la ciencia moderna, igualarlo podría darnos una pintura distorsionada de la ciencia de aquella época. Los historiadores de la ciencia han elegido preferiblemente utilizar términos tales como filosofía natural, ciencia matemática o ciencia clásica.5 Así, hay que ser cuidadosos al hablar de la relación de ciencia y fe en el periodo de los padres de la iglesia, y mantener claro que la categoría de ciencia en esta época es más especulativa y en ocasiones está muy relacionada a la creencia de dioses. ¡La próxima vez que alguien le mencione que el cristianismo siempre ha estado en contra de la ciencia a través de la historia, pregúntele a qué ciencia y a qué tiempo de la historia se refiere!

Trasfondo al modelo del Conflicto en Ciencia y Fe

Andrew Dickson White (1832–1918), en su libro, una Historia de la Guerra de la Ciencia con la Teología Cristiana, arguyó que la cristiandad tiene una larga historia de oposición a los conocimientos científicos en interés de la teología dogmática. Evidentemente su historiografía utilizada no fue contextual. De la misma forma John William Draper (1811–1882), en su libro, Historia del Conflicto entre Religión y Ciencia 6 muestra lo que él cree, que dominó entre la ciencia y los comienzos de la iglesia hasta su época:

El partido pagano contaba entre sus adeptos con muchas de las antiguas familias aristocráticas del Imperio, y todos los discípulos de las anteriores escuelas filosóficas; miraba a su antagonista con desdén y afirmaba que sólo puede adquirirse el saber por el ejercicio laborioso de la observación y de la razón humana. El partido cristiano aseguraba que todo conocimiento ha de hallarse en las Escrituras y en las tradiciones de la Iglesia; que en la revelación escrita, nos ha dado Dios no sólo un criterio de la verdad, sino todo cuanto quería que supiésemos…De este modo se manifestaron las que se han llamado ciencia sagrada y ciencia profana; así se encontraron frente a frente los dos partidos opuestos; uno adoptando como guía la razón humana, el otro la revelación. El paganismo se apoyaba en la sabiduría de sus filósofos; el cristianismo en la inspiración de sus Padres. La Iglesia, pues, se constituyó en depositaria y árbitro del saber, hallándose siempre dispuesta a recurrir al poder civil…emprendiendo de este modo una marcha que determinó toda su carrera futura; vino a ser el valladar que se opuso por más de mil años al adelanto intelectual de Europa.7

Lindberg comenta que tanto Draper como White creyeron que el cristianismo estuvo en guerra contra la ciencia por lo menos en dos formas. En primer lugar, los padres de la iglesia denigraron la investigación en cuanto a la naturaleza por un bienestar propio: con el reino de los cielos justamente a la vuelta de la esquina, no hubo energía y tiempo para malgastarlo en irrelevancia. Segundo, cualquier verdad que podría ser descubierta, a través de la observación paciente y el razonamiento, era forzados a dejarse vencer por las opiniones pueriles extraídas, por clérigos dogmáticos, de las sagradas escrituras.8

Sin embargo no todos los historiadores de las ciencias están de acuerdo con este modelo de conflicto entre las ciencias y la fe cristiana, aún en una era remota como es la de los padres de la iglesia. Como se notará en los próximos artículos, tanto en los escritos de los padres de la iglesia como en las publicaciones recientes de historiadores de la ciencia en esta época, se encuentra un modelo de ciencia y fe de mayor complejidad y en ocasiones, de complementariedad.

__________
  1. El término patrístico viene de la palabra latina pater y puede designar tanto el periodo de los padres de la iglesia como las distintivas ideas que se desarrollaron dentro de esta época entre 100-700 a.C. Alister E. Mcgrath, Christian Theology: An Introduction, 5th edition (Oxford,: Wiley-Blackwell, 2011), 5-8.
  2. David Wilson, “The Historiography of Science and Religion” en The History of Science and Religion in the Western Tradition: an Encyclopedia (New York: Garland Publishing, 2000), 2.
  3. Ibid.
  4. Peter Harrison, “Science and religion: constructing the boundaries” en Science and Religion: New Historical Perspective, ed. Thomas Dixon, Geoffrey Cantor y Stephen Pumfrey (New York: Cambridge University Press, 2010), 24.
  5. David C. Lindberg, “That the Rise of Christianity Was Responsible for the Demise of Ancient Science”, en Galileo Goes to Jail and other Myths about Science and Religion, ed. Ronald Numbers (Cambridge, MA: Harvard University Press, 2009), 12.
  6. La tesis de Draper-White, como ha venido a ser conocida, influyó a través de los académicos de todo el siglo XX y fue considerada como la interpretación histórica dominante entre la relación de religión y ciencia. No obstante, hoy se conoce la crisis en la que pasaba la religión (especialmente la católica) y la ciencia en aquella época, la cual fue muy influyente en sus escritos. David Wilson, “The Historiography of Science and Religion”, 3.
  7. Juan Guillermo Draper, Historia del Conflicto entre la Religión y la Ciencia (Madrid: Imprenta de Aribau y Cª, 1876), 40.
  8. David Lindberg, “Science and the Early Church” en God and Nature: Historical Essays on the Encounter between Christianity and Science, ed. David C. Lindberg and Ronald L. Numbers (California: University of California Press, 1986), 20.

 
Nota importante: El objetivo de la sección de comentarios, es facilitar a los lectores un espacio para compartir sus propias opiniones. Por lo que, para garantizar una adecuada interacción, le pedimos encarecidamente que todo comentario lo realice dentro de un marco de respeto, se remita únicamente al tema publicado, y que no supere las 500 palabras. También recomendamos evitar una cantidad excesiva de comentarios en un solo tema, para así no "monopolizar" la discusión. Gracias de antemano.