miércoles, abril 05, 2017

Recomendamos la revista "Pensamiento Pentecostal"

Informamos y recomendamos a nuestros lectores una iniciativa que dará mucho que hablar. Nos referimos a la naciente revista “Pensamiento Pentecostal”. Para esto, hemos invitado a su fundador y editor responsable, Luis Aránguiz Kahn, a compartirnos una reseña de la misma.

En el contexto latinoamericano, el pentecostalismo ha venido a ser un novedoso objeto de estudio para diversas disciplinas. Sin embargo, desde el propio mundo pentecostal ha habido un lento desarrollo de reflexión crítica, especialmente teológica. Además, pese a su diversidad, el mundo pentecostal ha sido reducido a una serie de estereotipos y, junto con ello, los espacios de encuentro que admiten esa diversidad son pocos o cerrados. Podría decirse que lo que se sabe de los pentecostales es lo que dicen las instituciones, lo que dicen los líderes, lo que dicen los investigadores, y lo que observan las personas en su vida cotidiana. Considerados estos y otros aspectos, Pensamiento Pentecostal (PP) surge como una alternativa que quiere contribuir a visibilizar la amplitud de perspectivas que habitan en las iglesias pentecostales. En este sentido, quiere ser una respuesta al prejuicio, a la homogenización, a la objetualización y a la reducción del pentecostalismo, a la vez que una respuesta ante las propias instituciones y líderes pentecostales que intentan hegemonizar e invisibilizar la diversidad del movimiento.

La visión de PP es promover el diálogo intra como extra pentecostal mediante la publicación de textos en mayor medida divulgativos, pero también técnicos si se da el caso, de autores locales como extranjeros, incluida la traducción de autores indispensables para este diálogo. Está abierta a todas las posturas que conviven al interior del amplio movimiento pentecostal en lo que concierne a teología, política, filosofía, y otras. Su misión es ser un espacio inclusivo que abra debates con altura de miras, que enriquezca a nuestra sociedad y especialmente a los pentecostales que, a más de 100 años del avivamiento que le dio vida, se abren a pensar un mejor pentecostalismo.

La idea de PP se me ocurrió básicamente a partir de una serie de reuniones que tuvimos con amigos pentecostales, en las cuales nos dedicábamos exclusivamente a discutir temas teológicos calendarizados que cada uno abordaba, acompañados de un té. Era algo así como los conventículos pietistas. Actualmente varios de ellos apoyan activamente, algunos de manera visible, y otros que prefieren el anonimato. De modo que, con ese respaldo, invité a algunas personas a conformar un equipo pequeño que se ocupa fundamentalmente de traducir y editar. Por ejemplo, en la edición de textos y contenido me apoya un gran amigo, Daniel Díaz, que actualmente se encuentra cursando un doctorado en química en la Universidad John Hopkins, EEUU. Para la traducción de textos, hay colaboradores ocasionales y otros establecidos como por ejemplo Daniel Antilef, Ingeniero de profesión y ferviente lector, Matías Aránguiz, estudiante de Derecho y Daniela Berdía, estudiante de Administración Pública. Aunque los autores locales no se cuentan entre el equipo de apoyo, me ocupo de estar invitando constantemente a pentecostales de distintas iglesias y denominaciones pentecostales -o que hayan pertenecido a ellas- a escribir, y sin duda su entusiasmo es invaluable. En este mismo espíritu abrimos incluso una sección del sitio en la cual se dan indicaciones que invitan a todos los interesados a escribir y publicar con nosotros.

La razón por la cual hemos dedicado esfuerzos importantes a la traducción, con permiso de las fuentes originales, es porque vemos que aunque en Latinoamérica hay avances, los países de habla inglesa han hecho importantes aportaciones que no parecen tener llegada en nuestra lengua. Por ejemplo, hemos traducido textos breves de importantísimos teólogos pentecostales a nivel académico mundial, como Amos Yong y Veli-Matti Kärkkäinen, nombres que no suenan con fuerza aún en nuestra lengua –esperamos que lo hagan- pero que han hecho grandes aportes en áreas como la teología política, el diálogo interreligioso, la teología sistemática, entre muchas otras. Esto sin contar otros autores que también están ya disponibles y otros que vendrán. Hemos hecho también lo propio con autores locales de envergadura en el estudio del pentecostalismo, especialmente chilenos, como Miguel Ángel Mansilla y Manuel Ossa. Junto con ello, también nos interesa que el sitio esté abierto a nuevos autores jóvenes que incursionan en el estudio del pentecostalismo con un compromiso no solo académico, sino también comunitario.

Si bien PP es un proyecto nuevo, tiene cosas novedosas y otras no tanto. Ya ha habido intentos de otro estilo como por ejemplo el del connotado teólogo pentecostal latinoamericano Bernardo Campos, en un sitio llamado Pentecostalidad. Sin embargo, uno de los trabajos de mayor inspiración para mí fue la revista Estudios Evangélicos, en la cual he encontrado un espacio de debate con altura de miras y que se enfoca también en producir y divulgar material que aporte a discusiones fundamentales del mundo evangélico. Ahora bien, PP reúne dos características que la hacen particular: por un lado se esfuerza en elevar la discusión pentecostal rescatando y promoviendo textos de buen nivel, pero a la vez, busca mantener la cercanía con los hermanos pentecostales no habituados a la academia. Nos interesa mucho que los textos sean sólidos, pero no por ello ininteligibles para el lector común. A la vez, nos interesa mantener viva la fuerza de la praxis pentecostal, es decir, destacar el hecho de que aunque nos interesa pensar, es necesario preservar la fuerza característica del pentecostalismo en lo que refiere a búsqueda de la piedad, cultivo de la espiritualidad y esfuerzo misionero.

Hasta el momento, podríamos decir que el sitio ha tenido buena acogida entre los lectores. Hemos recibido una serie de comentarios y mensajes en los cuales se nos insta a continuar con este trabajo. Muchos de ellos apuntan a la necesidad de promover un pensamiento pentecostal consistente que sea capaz de dialogar con otras tradiciones cristianas como también con la sociedad actual. Dentro de este amplio interés se anidan también sueños de realizar otro tipo de actividades con el tiempo, no solo incorporando nuevos miembros al equipo, sino también realizando instancias que superen las barreras virtuales.

En vista de que intentamos ser un sitio que esté abierto a la diversidad de pensamiento que puede haber al interior del movimiento pentecostal, también es parte de nuestro interés poder generar instancias de colaboración amigable con otras agrupaciones, ya sean revistas o fundaciones. Por ejemplo, hemos colaborado en actividades de la Corporación Sendas. Incluso, exploramos la posibilidad de colaborar con medios pentecostales extranjeros, por ejemplo Pentecostals for Peace and Justice. Hay un enorme campo que trabajar ahí. También es posible realizar trabajos colaborativos con revistas como la propia Razón y Pensamiento Cristiano. La interdisciplinariedad y los temas de interés de ambas revistas son razones importantes que pueden impulsar esfuerzos conjuntos.

El mundo pentecostal es amplio y diverso, y esto es, para algunos un problema. En cierto sentido, tienen razón. Cuesta organizar tanta diversidad. Pero está también es su riqueza, es por ello que nuestro esfuerzo apunta a visibilizar esa riqueza. Finalmente, dejo invitados a todos los interesados a visitar el sitio, a explorar las secciones que tenemos y a ser parte de la comunidad virtual que se está formando en torno a esta nueva revista: http://pensamientopentecostal.wordpress.com.

Muchas Gracias,
Luis Aránguiz Kahn.

 
Nota importante: El objetivo de la sección de comentarios, es facilitar a los lectores un espacio para compartir sus propias opiniones. Por lo que, para garantizar una adecuada interacción, le pedimos encarecidamente que todo comentario lo realice dentro de un marco de respeto, se remita únicamente al tema publicado, y que no supere las 500 palabras. También recomendamos evitar una cantidad excesiva de comentarios en un solo tema, para así no "monopolizar" la discusión. Gracias de antemano.